Maria Magdalena, curada de 7 demonios.

Maria Magdalena, curada de 7 demonios. Lucas 8: 1-3, Marcos 14: 50, Marcos 15: 40.

Por: Dra. Ofelia Ortega.

 

Estos tres versos nos permiten entender la personalidad de María Magdalena. Es el único de los cuatro evangelios, con la excepción del final de Marcos 16: 9 que nos dice que ella tiene un encuentro con Jesús, y que presenta aunque sea brevemente su papel en el ministerio de Jesús.

Este pasaje forma parte de los textos de Lucas- donde él menciona a las mujeres – Lucas 7: 36-50. 10: 38-42. Para Lucas las enseñanzas de Jesús y sus Milagros de sanidad son los signos mayores de la venida del Reino.

En la religión popular – el demonio entra en la persona y le provoca grandes problemas psíquicos. En la psicología moderna- destruye la personalidad y les resulta imposible el establecer relación con Dios y con el prójimo.

María Magdalena se encontraba en esa situación extrema- El encuentro con Jesús le permite restablecer la comunicación, esto explica por qué en la Edad Media se le atribuyen dones excepcionales de la Palabra, ella que estaba condenada al Silencio.

Al ser liberada de los 7 demonios simbólicamente ella es liberada de su condición de mujer judía sumisa a las reglas y normas -llegando a formar parte del grupo de discípulos itinerantes de Jesús- y se une a las otras mujeres- para la proclamación de las buenas nuevas del Reino de Dios.

Una vida nueva comienza para ella -Rehabilitada- ella descubre la dimensión del servicio, su sanidad le ayuda a servir a Jesús a la diaconía junto con las otras mujeres

Se llama Magdalena porque viene de la región de MAGDALA, al borde del lago de Genesareta entre Tiberios y Carpenaun.

Desde los primeros siglos del cristianismo , María Magdalena ha estado siempre vinculada con otros dos personajes del N.T- una mujer que Lucas describe como una pecadora ( lucas 7: 36-39) y María de Betania  que figura en el evangelio según San Lucas y en el relato de la Pasión.

Su identificación con María de Betania y “la pecadora” de Lucas fue tan dominante que, durante la mayor parte de la era cristiana, la personalidad que le adjudicaron los exégetas ha eclipsado su papel bíblico como discípula de Jesús y heraldo de la nueva Vida-

La confusión sobre la identidad de estas mujeres se remonta por lo menos al siglo III, pero no fue hasta finales del siglo VI que el papa Gregorio Magno (540-604) puso fin a la cuestión al declarar que María Magdalena, María de Betania y la pecadora  de Lucas eran la misma persona.

Es mencionada 14 veces en la Biblia. En 8 de esos pasajes, su nombre aparece al comienzo de la lista. En 5 textos aparece sola. Ninguna mujer es mencionada tantas veces en N.T.

María Magdalena aparece en los 4 evangelios. En la narración de la resurrección  Juan solo la nombra a ella. Y aunque los evangelios mencionan el nombre de otras mujeres. La Magdalena siempre es nombrada primero. (Lucas 8: 1-3)

Ella nunca es presentada en relación con un hombre, como es el caso de otras Marías y otras mujeres en tiempos del Nuevo Testamento.

Ella ha sido presentada como una mujer soltera, hermosa y seductora- una gran pecadora

Para Elizabeth Moltmann:

Ella era una mujer con su propia historia personal, y no el prototipo de la mujer pecadora.

Mujer viuda con una buena posición economica y con gran influencia en Magdala y con señales de sufrimientos causados por alguna enfermedad en su cuerpo. 7 demonios- epilepsia.

Padres de la Iglesia Primitiva la llamaban “apóstol de todos los apóstoles”. Ella es conocida por los cristianos ortodoxos como “Isapostolos” = igual a los apóstoles. Teólogos de la Iglesia Ortodoxa la han venerado como la primera apóstola, la primera evangelista en dar la buena noticia de que Cristo había resucitado.

Líder natural de las mujeres discípulos. Salvación Integral Completa. Cuerpo, Mente y Espíritu. En los evangelios gnósticos ella es presentada como la compañera espiritual de Jesús la única que entendió los misterios de su mensaje y que los interpretaba a los otros, incluyendo a los  apóstoles varones.

Algunos hombres y particularmente Pedro estaban celosos por el status que María tenía como líder del grupo y el cariño que Jesús tenia por ella.

Quizás la fuerza esta tradición cargadas de prejuicios patriarcales y machistas fue el origen de las causas para desacreditar la figura de María Magdalena.

(Lucas 7: 36- 50) “Pecadora”. Este relato tiene y ejerce una gran influencia en esa identificación- y tambien la confunden con María de Betania  hermana de Marta y de Lázaro (Juan 12). (frasco de Perfume y largos cabellos.)

 

Evangelio de acuerdo a María Magdalena:

Puede el Redentor hablar secretamente con una mujer sin decírnoslo- ¿Debemos nosotros arrepentirnos y escucharla a ella?

María Magdalena llora y asegura que ella jamás inventó ese encuentro con Jesús- otro discípulo interviene y dicen que no deben tratar a la mujer como oponente.

Pistic Sophia Pedro: “No podemos soportar más a esta mujer- Ella elimina toda oportunidad de decir algo- Ella no para de hablar”

 

Preguntas:

  • ¿Quién era María Magdalena?
  • ¿Qué características de esta mujer encontramos en los evangelios?