Practicando la justicia del espíritu

Practicando la justicia del espíritu o un Taller para los hombres

Lugar: Centro Ecológico Diaconal Demari

Facilitadores: P.P. Daniel Montoya, Bryan del Toro, Greta Montoya, Rocco Nania (sonido), Carlos Rubio y RitaLeón (almuerzo)

Fecha: Sábado 23 de mayo de 2015

 

Durante el mediodía del sábado 23 de mayo de 2015 se dieron cita 30 hombres convocados por el ICEG que acompañados por el p.p. José A Padín y otros 6 facilitadores compartieron experiencias y vivieron la fe.

El devocional “En la búsqueda de la justicia” (Mateo 5:6), propuesto por el p.p. Daniel Montoya abrió la jornada y luego a aclarar gargantas con un sabroso jugo de ciruelas del patio se entonaron las notas de los cantos: “Gloria a Dios”, “Busca primero el Reino de Dios” y “Enviados somos de Dios”.

Bryan del Toro, un joven presbiteriano llegado desde Varadero, el balneario más hermoso de Cuba, se encargó de la dinámica inicial, -¿Cómo me llamo y qué espero de este taller?- fue su propuesta de diálogo, las voces no se hicieron esper.

Greta Montoya aterrizó las ideas y las llevó de la mano de las Sagradas Escrituras, entre Antiguo y Nuevo Testamento encamió los pensamientos de cada cual para dar respuesta a una difícil cuestión: ¿Qué es justicia? Al final cada quien sacaría sus propias conclusiones…

De la misma mano de Greta salieron cuatro grupos y cada grupo con un tema y cada tema con un texto bíblico a analizar pero eso sería para después del almuerzo que los hermanos Carlos Rubio y Rita León prepararon.

Luego de degustar un apetitoso menú típico cubano y tomar una breve siestecilla, los grupos definidos realizaron su trabajo y presentaron sus reflexiones. ¿Qué expusieron?: Grupo 1 – “Los Jueces” – 2 Samuel 13: 1-20 – “Amnón y Tamar” Grupo 2 – “Los Fiscales” – Rut 4:1-17 – “Booz se casa con Rut” Grupo 3 – “Los Abogados” – Juan 7:53-8:11 – “La mujer adúltera” Grupo 4 – “Los Testigos” – Juan 9:1-34 – “Jesús sana a un ciego de nacimiento”

Al cierre el taller nuevamente Greta nos propuso una pregunta: ¿Qué debemos hacer para “practicar” la justicia del Espíritu? Muchos de los presentes se la llevaron consigo, la respuesta dependerá de su obrar en cada uno de los días que el Señor les ha deparado.