Taller Internacional sobre Ecología Social

Taller Internacional sobre ecología social

Lugar: Finca DEMARI

Participantes: Miembros de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Matanzas, Participantes del Taller de Conservación de documentos antiguos, Especialistas del CITMA Provincial Matanzas, Instituto Cristiano de Estudios sobre Género e invitados.

Fecha: 2 de Febrero de 2018

 

Con el traslado desde la ciudad de los puentes (Matanzas) comenzaba este taller. DEMARI abría sus puertas de naturaleza y ecología. Los que participaban, luego de un breve recorrido elogiaron este hermoso paraje natural que sirve, junto a la familia anfitriona de hospederos de conocimiento e intercambio. Un café cubano como preámbulo y directo al espacioso ranchón para comenzar los debates. El buen ánimo caracterizaba el comienzo de los que prometía ser un día fructífero.

 

Entre los participantes más de 42 talleristas, se encuentran presentes trabajadores de la Oficina del Conservador de la ciudad de Matanzas, entre ellos Leonel Pérez Orozco, quien funge como conservador de la ciudad. Participantes del Taller de restauración de papel que se ofrece en el Teatro Sauto, auspiciado por la propia oficina, en su mayor parte estudiantes representantes de diversos centros (Archivo Histórico Provincial de Matanzas, Cárdenas, Biblioteca provincial, Museo Provincial Palacio de Junco, Ediciones Vigía, Teatro Sauto y OCCM) y profesores italianos que lo imparten. Especialistas del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente y profesores e invitados del Seminario Evangélico de Matanzas, entre los que está presente el afamado profesor Carlos Sintado, radicado en Suiza. Muy variado el auditorio en cuanto a especialidades afines a la conservación y vinculación con el medio ambiente y en cuanto a denominaciones religiosas, ortodoxos griegos, católicos romanos y evangélicos practicantes radicados en el Seminario de Teología de Matanzas.

 

Al abrir el encuentro todos participaron de algunas dinámicas que permitieron la cohesión grupal y luego de las presentaciones de rigor el Ing. Carlos León, quien es anfitrión de DEMARI, presentó esta jornada como un espacio para el debate acerca de la pertinencia de la protección de la madre tierra como espacio común de vida.

 

El historiador de la ciudad de Matanzas, MSc. Leonel Pérez Orozco, con su cautivante oratoria, llevó a los presentes a través de un recorrido por las obras que se acometen en la urbe yumurina a propósito de su restauración. En su presentación enfatizó la importancia protagónica que ha tenido la protección del medio ambiente en la ejecución del Plan Maestro que se lleva a cabo en la ciudad no solo para saludar su 325 Aniversario sino para continuar devolviendo a la Venecia cubana su merecido esplendor de antaño.

 

Se fundieron en dicho plan, tres momentos en que el hilo conductor es la ecología (el arte de las relaciones), en un contexto natural donde se establece relación entre lo espontáneo y lo que construimos. Por ello y cuando empieza a desequilibrarse esta armonía, es preciso reflexionar sobre la conservación.

 

La profesora italiana Paula Luchessi tuvo un cautivador momento artístico ejecutado con tinta china y agua, en el que a nuestros asombrados ojos el agua “cobraba vida”. Punto más para motivar acerca de la visión ecológica dimensional relación entre los seres vivos y con el medioambiente, o sea “todo relacionado con todo”.

El profesor argentino radicado en Suiza Carlos Sintado tomó las riendas del encuentro y nos ilustró con su sapiensa en el tema de la ecología social. La interdisciplinaridad tiene que ver con la ecología social donde el hombre es el centro de todas las misiones. En su discurso expresó que Matanzas es una ciudad con abundancia de paisaje y recursos naturales que bien vale la pena conservar y manejar. Algunas de sus reflexiones:

 

Cerca del mar caribe se ha formado un continente de plástico debido a todo el desequilibrio a que conlleva la contaminación aire, agua y tierra, otra isla de plástico en el océano pacifico entre las cercanías de Colombia y Honduras donde cada segundo que pasa se arrojan al rio y el mar 4OO kilos de plástico.

 

 Cuando el plástico comienza a derretirse entra en la cadena de alimentos de los peces, y de ahí a los humanos, o sea el daño que provocamos regresa. Cada quien tiene que lidiar con su contaminación.

 

 La gran mayoría de los problemas ecológicos son los problemas sociales.

 

 Los procesos naturales no pueden acelerarse.

 

 La sociedad trata de entender las crisis que se suceden en la tierra y sugerir modos de superar estas crisis y poder construir una sociedad sostenible para todos

 

 Al concluir la conferencia magistral, se abrió el espacio para el intercambio y se sucedieron múltiples intervenciones. Se hizo alusión al cuidado de la casa común: La Tierra. La espiritualidad tiene que ver con la vida, la naturaleza, y si no nos ocupamos del cuidado de la casa, llevaremos nuestra casa a la destrucción. Así se desarrolló un encuentro de pensamientos con interdisciplinariedad.

 

Ivis M. Villasuso, quien tiene la tarea de la dimensión ambiental en el Plan Maestro de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Matanzas refirió su intervención a la necesidad de cumplimiento del marco legal y la importancia de la protección de la tierra como sistema. De la responsabilidad ciudadana para con lo que nos rodea y que es el propio hombre el encargado de la protección y para los que cree en la creación mucho mayor es esta responsabilidad. Resaltó esta hermosa finca, donde nos encontramos, como un resultado del empeño de muchos para lograr sostenibilidad en consonancia con buenas prácticas ecológicas.

 

Bruna, representante del programa de protección de suelos en la provincia, refirió su interesante intervención sobre las consecuencias de la sobreexplotación de los suelos, lo cual fue retomado por el profesor Sintado para explicar que en tiempo atrás se necesitaba de un tiempo de barbecho o descanso para las pasturas. El resto de los participantes del taller se sumaron con un amplio debate sobre el tema, se destacó la Carta de la Tierra, la importancia de que todos debemos sentirnos como parte del problema desde nuestro diario quehacer y la solución que cada día podemos ofrecer para la protección del medio ambiente, se habló del campo, de la ciudad y su estrecha relación.

 

Hasta aquí duró la sesión de la mañana, el almuerzo fue todo un ritual que deleitó a los presentes.

 

Al reanudarse las actividades Ivis, quien proviene del Instituto de Medio Ambiente, nos ilustró con  una disertación sobre la Tarea Vida en el país y en particular en Matanzas, enfatiza en la ciudad de Cárdenas, Los representantes de la Filiar Cárdenas de la OCCM hicieron una amplia explicación de cómo habían considerado los resultados de los proyectos y estudios del cambio climático en su propuesta de Plan Maestro. Seguidamente Carlos León nos explicó con más detalles el proyecto que se desarrolla en su finca, los resultados obtenidos y los perspectivos proyectos que beneficiarán al medio ambiente y a sus productores como parte de éste. Un amplio debate finalizó la jornada vespertina.

Como recuerdo de este provechoso encuentro los presentes pudieron llevar consigo un ejemplar del libro “Matanzas en el visor del tiempo”, dos de los autores del libro estaban presentes en el taller.